Tareas para la casa

  • 0

  • 0

Las tres tendencias que están marcando el rumbo del eLearning en 2016

Por: Hernán Aracena, CEO de Oja.la*

El 2016 ha iniciado a toda velocidad, confirmando que las tecnologías e innovaciones que avanzan rápidamente en todo el mundo también tendrán un impacto importante en el sector de educación a distancia o eLearning. 

(Lea: eLearning en Latinoamérica: La transformación digital que alcanzará US$2.29 MM en 2016)

Las tres tendencias que ya están teniendo un impacto significativo en 2016 son:

1. Big Data y Cloud Computing

Es cierto, son dos de las más grandes tendencias y que constantemente son mencionadas en diferentes aspectos, sectores e industrias. Es por ello que su crecimiento también tiene un impacto real en el eLearning.

El Big Data es algo que está creciendo en diversas áreas, con una rapidez impresionante. Es sabido que año con año tendremos cada vez más datos para procesar y que muchos de ellos están relacionados con los centros de aprendizaje, los cuales tendrán que desarrollar herramientas especialmente diseñadas para analizar una gran cantidad de datos y así dar sentido a los procesos educativos de cada usuario. Los datos analizados deberán ser capaces de entregar conclusiones acerca de los avances de los estudiantes, así como mostrar su aprovechamiento y desempeño.

bigdatapic

Con respecto al Cloud Computing, podemos afirmar que tanto sistemas como plataformas en la nube están en aumento. También es un aspecto que se presenta como tendencia para diferentes industrias y sectores. Las empresas están cada vez más abiertas a adoptar la funcionalidad, comodidad y seguridad de la nube. Los usuarios de sistemas de educación a distancia se verán ampliamente beneficiados ya que podrán almacenar sus cursos y lecciones y tener acceso a ellas desde diferentes plataformas, en cualquier momento y lugar.

2. Movilidad y realidad aumentada

La movilidad es un fenómeno. Esta tendencia se desprende claramente del evidente aumento de las tecnologías móviles en todo el mundo. Junto con el aumento del uso de dispositivos móviles surgirá un interés en el llamado ‘mLearning’. La tendencia señala que el aprendizaje móvil domine el mercado de eLearning algún día y con ello los estudiantes tengan toda la riqueza de conocimientos accesible en todo tiempo y lugar. Se beneficiarán de aprendizaje contextual logrado a través de las tecnologías de micro-localización y devolverá el aprendizaje en su contexto – también lo que permite un mejor uso de la realidad aumentada.

mlearning-m3jy9p39p30zwnks0y2b3vtf9eaod60tst6g5sxkhs

En el caso de la realidad aumentada, se puede señalar que es un área que ha estado en intenso desarrollo en los últimos años, por lo que se estima que 2016 sea el año en que se vean algunas de estas innovaciones en acción, diseñadas para equipos como los relojes o gafas inteligentes y que se adapten al entorno del estudiante y a sus actividades cotidianas. Mediante estas nuevas tecnologías, el alumno podrá ser capaz de llevar su aprendizaje a otros niveles, en donde elementos multimedia complementarán las plataformas teóricas, integrando herramientas educativas vía códigos QR, aplicaciones de localización vía GPS o materias impartidas a través de plataformas como Oculus Rift.

3. Personalización

Todas esas tendencias apuntan a esta idea clave: el crecimiento de la personalización en todos los niveles de aprendizaje digital. Una vez que seamos capaces de analizar y aprovechar grandes cantidades de datos, vamos a ver el eLearning cada vez más personalizado que nunca y hacer frente a las necesidades, preferencias y necesidades de cada individuo en lugar de grupos. Se adaptarán todos los aspectos del aprendizaje que van desde la pedagogía y los entornos de aprendizaje a herramientas de aprendizaje y planes de estudio para motivar, comprometer e inspirar a los estudiantes a lograr mejores resultados en un marco de tiempo más corto.

De igual forma, las tendencias indican que el siguiente año será el momento en el que despegue la automatización y se convierta en un aspecto fundamental, tanto en la creación de contenido, como en la distribución y procesamiento. El 2016 se verá un incremento en el número de proveedores que brinden soluciones automatizadas para desarrollar nuevos cursos y materiales de enseñanza y, con lo cual, buscarán ahorrar costos y tiempo en los procesos tradicionales. De igual forma, los cursos podrán estar cada vez más personalizados y adaptados a las necesidades y preferencias de cada usuario, incluyendo exámenes, tareas, documentos de estudio, etcétera.

alumna-ipad

Por lo anterior, el 2016 será un año crucial para el desarrollo del eLearning, pues tendrá un enfoque personalizado, ajustando el ritmo de la instrucción, el aprovechamiento de los intereses del estudiante, dejando a los estudiantes a elegir su propio camino y ajustar la presentación de contenidos a través de la elección de los textos, imágenes o videos.

El objetivo es que las plataformas de eLearning sean cada vez más personalizadas y que al entender el contexto del alumno, puedan transformarse en mentores digitales, más allá de ser solo herramientas educativas.

*Oja.la es una escuela de tecnología en línea fundada en 2012 por Hernán Aracena y Francisco Rodríguez. Después de viajar en autobús durante 90 días a través de Sudamérica y reunirse con sus futuros clientes entendieron cómo las habilidades de computación ofrecen grandes oportunidades a la clase media que no para de crecer, enfocándose inicialmente en español en las Américas. 


  • 0

Así son las escuelas más innovadoras del mundo

En: http://www.elmundo.es/sociedad/2016/02/03/56b117fa22601d906e8b45e5.html

Un educador español ha recorrido el planeta en busca de colegios que se replantean la forma tradicional de enseñanza

Del viaje se ha traído 50 proyectos educativos (cuatro de ellos en España) que, sin invertir más, han logrado mejorar sus resultados

Hay una escuela en Copenhague con escaleras sinuosas como toboganes y cojines tirados por el suelo en plataformas elevadas de chillout. Allí los adolescentes daneses deben de sentirse como si estuvieran dando clase en mitad del Sónar. Junto a la futurista Arne Jacobsens Allé se encuentra uno de los edificios más vanguardistas de la ciudad, que no alberga ni un centro de arte ni la sede de un fondo de inversión, sino un simple -o no tanto- instituto de Secundaria: el Ørestad Gymnasium.

«El edificio tiene aulas normales para la difusión de las verdades del profesor, como tiene espacios para trabajo fuera del aula, en la que los alumnos formulan o intentan formular sus propias verdades», explica a EL MUNDO en un correo electrónico Morten Smith-Hansen, profesor de Español de este centro público.

El mundo está cambiando y la educación también. Las palabras de este docente danés expresan una idea que corre por algunos ambientes pedagógicos: por un lado está la verdad del profesor y, por otro, está la verdad del alumno. La escuela inteligente es la que consigue adaptarse a los nuevos tiempos tejiendo un hilo invisible pero consistente que conecta ambas verdades.

De cómo el paradigma educativo se está transformando a pasos de gigante ya lleva tiempo hablando el educador, psicólogo e investigador Alfredo Hernando en su blog escuela21. Pero un día se propuso ir más allá y decidió conocer sobre el terreno casos prácticos. Durante nueve meses, se recorrió medio mundo buscando las experiencias más innovadoras y todo ello lo ha recogido en un libro, Viaje a la escuela del siglo XXI. Así trabajan los colegios más innovadores del mundo, que la Fundación Telefónica presenta este miércoles en Madrid y este jueves en Barcelona. El trabajo proporciona claves de innovaciones y planes de acción que cualquier colegio puede seguir basados en el funcionamiento de 50 proyectos educativos de 20 países.

El canon Hernando lo forman centros públicos, privados y concertados de Finlandia a Japón, pasando por Argentina, Indonesia o Ghana. Incluye al Ørestad Gymnasium de Dinamarca, pero también a las Escuelas Barco de Bangladesh, que escolarizan a más de 80.000 niños de los manglares adaptándose al calendario de cosechas, o las Barefoot College en la India y Sierra Leona, sin exámenes y sin profesores titulados, con clases nocturnas y de formación agraria. O la Tienda de Recambios para Superhéroes de Nueva York y la Tienda para Piratas de San Francisco, inventos del escritor Dave Eggers que ayudan a estudiar a los niños más vulnerables del barrio.

Cuatro españoles

¿Y en España? Aquí hay cuatro colegios innovadores, según este libro. Son el Centro de Formación Padre Piquer de Madrid; el colegio Montserrat de Barcelona; el colegio Santa María la Blanca de Madrid, y el centro público Mare de Déu de Montserrat, en Tarrasa (Barcelona).

¿Por qué ha escogido estas escuelas y no otras? «Estos centros han demostrado ser innovadores porque son creativos en sus soluciones y porque los resultados lo demuestran», responde Hernando. «La buena noticia es que, con los mismos recursos que tienen las escuelas que les rodean, han llegado a eliminar el fracaso escolar y logran el éxito de todos sus alumnos sin importar su procedencia».

Es el caso del Padre Piquer, ubicado en el barrio popular de la Ventilla y con un 45% de alumnado inmigrante. Desde que se pusieron en marcha las aulas cooperativas multitarea, se ha reducido el absentismo hasta hacerse «casi inexistente» y «el 85%» de sus estudiantes tienen un alto rendimiento académico.

«Los alumnos han recuperado sus ganas e ilusión por venir al colegio», recalca su director, Ángel Serrano, que explica que «el aspecto del aula es muy diferente al habitual». «Es un aula abierta sin barreras interiores, que permite múltiples agrupamientos. Existen espacios multitarea para combinar la explicación del profesor, el trabajo individual, el trabajo cooperativo, la orientación y la tutoría. Existe un despacho acristalado integrado en el aula, donde los alumnos pueden acudir como centro de recursos y para la atención individualizada. Siempre hay al menos tres profesores a la vez en el aula».

Las 50 experiencias innovadoras seleccionadas por Hernando tienen varias cosas en común: «En lo metodológico, comparten herramientas como el aprendizaje por proyectos, las aulas cooperativas, las herramientas de evaluación variadas, los compromisos de aprendizaje entre alumno y profesor, lo natural e invisible de sus edificios digitales, la autonomía que conceden a los alumnos en paisajes de aprendizaje…».

Enseñar a pensar

No es educación-ficción, sino una manera de enseñar por la que hasta instituciones tan antiguas como la de los jesuitas -los de Barcelona, eso sí- están apostando. Derriban tabiques y eliminan tarimas y libros de texto. Agrupan las asignaturas o las reemplazan por proyectos. Se cargan la clase magistral y los exámenes. El cambio podrá contemplarse con cierto recelo, pero hay una realidad incuestionable: el sistema en el que los estudiantes repiten como loros la lección del maestro no está funcionando lo bien que debiera.

¿Por qué? «En un aula tradicional, el énfasis está puesto en la enseñanza. El profesor copia en la pizarra información que luego el alumno vuelve a copiar en el cuaderno y reproduce en exámenes que evalúan generalmente situaciones de baja demanda cognitiva: aprendizaje memorístico de hechos, fechas, datos; o aplicación, no razonada, de algoritmos, fórmulas y procedimientos. En otras palabras, toda aquella información que hoy en día nos brinda, en cuestión de segundos, el buscador más utilizado de internet. Este método ya no funciona», responde Jorge Izusqui, gerente general de Innova Schools, una red de colegios privados de Perú en los que el 70% del horario se realiza en grupo y el 30% restante es aprendizaje individual.

Izusqui explica su modus operandi: «En el aprendizaje en equipo involucramos a los estudiantes desafiándolos con preguntas que cuestionen sus saberes previos. Las clases deben ser hechas por el alumno, no por el profesor. En el aprendizaje individual se incentiva la autonomía del alumno con software para Matemáticas, Ciencias, Comunicación e Inglés y cada uno avanza a su propio ritmo de aprendizaje».

La clave, por encima de todo lo demás, es enseñar a los alumnos a pensar por sí mismos. Se trata, según resume Hernando, de plantearles preguntas cuyas respuestas no se puedan googlear».


  • 0

El uso de redes sociales en los centros educativos

El uso de redes sociales en los centros educativos

La visualización presencial y virtual de los mensajes son dos caminos para potenciar una filosofía de vida.

Hay grafitis con mensajes impactantes. A la entrada de mi Institución Educativa (IE) aún se puede leer este texto: “Aprovecha lo que tienes, hay gente que daría lo que fuera por tener la mitad que tú”. Desconocemos la autoría pero lleva tres meses escrita y se mantiene intacta. Si ya de por sí su contenido transmite toda una lección vital, quisimos potenciarla aún más y publicamos una foto en la página de Facebook del centro educativo. Al día de hoy más de 4.000 personas la han marcado con un ‘Me gusta’, ha sido compartida más de un centenar de veces y las visitas no paran de crecer. En Latinoamérica, según informaciones publicadas en prensa, la consulta de Facebook es masiva, hasta el punto de que el número de usuarios es mayor que en cualquier otra parte del mundo. En opinión de Antonio García Zaballos, experto en telecomunicaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID): “Las redes, foros y blogs se han convertido en un nuevo espacio público, además de compartir también se denuncia y se protesta, sirven como puntos de información, análisis y entretenimiento. Esto explica en gran parte su éxito”

Para situarnos, ¿cuáles son las costumbres de los adolescentes colombianos en las redes sociales? Conocerlas es un buen punto de partida para tener en cuenta en las IE. Según un interesante informe, YouTube, Facebook, Instagram, Snapchat y, en menor medida Twitter, son las redes preferidas. Curiosidades para pensar: los adolescentes creen más a las personas externas que a quienes conocen en el mundo real y, cuando no saben hacer algo, primero preguntan a Google y después a YouTube.

Los centros educativos se convierten en una de las primeras y más importantes redes sociales de los alumnos. Desde pequeños la educación gira en torno a la colectividad, a compartir, colaborar, preocuparse por los demás y aprender en grupo. La socialización es innata en la educación actual y les prepara para un futuro basado en la vida en común. La noción de ‘redes sociales’ no deja de ser una acepción moderna y más amplia de unas sinergias que siempre han formado parte de las relaciones humanas y que ahora se han enriquecido con nuevos matices, multiplicados gracias al poder de las tecnologías y de sus aplicaciones en la sociedad global.

“Si el alumno ha de aprender haciendo, el profesor ha de enseñar practicando”

La costumbre de estar presente en las redes sociales está creada y se comienza a muy temprana edad, sin hacerle demasiado caso a los límites que pone cada plataforma. Desde hace tiempo no paran de sucederse estudios sobre el impacto social de las redes virtuales. No obstante, la visión más cercana a la realidad se obtiene con la observación directa del entorno más cercano, dentro y fuera de las aulas, con una progresiva penetración en todos los tramos de edad. Si se pretenden aprovechar en los centros educativos, se ha de aprender con ellas y se han de enseñar otros usos para fomentar la formación continua.

Alumnos de 14 años de mi IE, después de usar algunas redes sociales en clase y fuera de ellas, una vez efectuado un debate posterior sobre sus efectos, les atribuyeron las siguientes ventajas: fomentan la colaboración entre ellos para la realización de trabajos, enriquecer propuestas, resolver dudas, efectuar nuevas aportaciones; permiten publicar y compartir, tanto opiniones o sugerencias como trabajos o investigaciones; favorecen nuevas dinámicas de actividades; aumentan el sentido de pertenencia a una comunidad; muestran nuevos estilos de vida, abren el mundo y tienen una gran inmediatez en las comunicaciones y en el acceso a la información, ya sea seleccionada o recomendada por alguien en quien se confía.

Entre las desventajas, coincidieron en opiniones similares a las publicadas en sitios web relativos a su incidencia en las habilidades sociales, a veces en la ansiedad y en la depresión, pero también remarcaron el tema de la inseguridad ante extraños, la suplantación de personalidad y los múltiples intereses de todo tipo con que intentan seducirles, usando sofisticadas estrategias audiovisuales, con especial impacto en el campo emocional.

Reconocen el abuso de la conectividad permanente y reflexionan (y discrepan con argumentos), por ejemplo, sobre las respuestas de Nuria Oliver, Directora Científica de Telefónica, en el diario El País de Madrid (6/12/2015) cuando dice que “Hoy los adolescentes no conversan con nadie, solo escriben y escriben (…) pero no mantienen auténticas charlas personales”. Los jóvenes hoy se consideran una generación más activa e implicada de lo que parecen pero lo hacen de otra manera.

Los docentes juegan un papel fundamental en la educación ‘en y con’ las redes sociales. El año pasado se publicó en este portal el interesante artículo “Cinco usos de las redes sociales en educación”. Abundan consejos para los profesores que se inician en su uso y también se recopilan multitud de experiencias muy exitosas, por ejemplo en la Red Latinoamericana de Portales Educativos (RELPE), con la identificación de buenas prácticas docentes con redes sociales. Si el alumno ha de aprender haciendo, el profesor ha de enseñar practicando, para demostrar en clase que el aprendizaje también se consigue por medio de las redes sociales y que estas aportan posibilidades para la reflexión.

¿Ejemplos? El profesor Alejandro Piscitelli puso en marcha un proyecto colaborativo en la Universidad de Buenos Aires, en 2009, basado en la aplicación de Facebook en las clases (la publicación se puede descargar gratis en la web de Fundación Telefónica). Otro: el uso de esta red social para trabajar literatura en la enseñanza no universitaria. En Twitter, la utilización de los hashtags en educación, un gran recurso con muchas posibilidades, sobre todo para la búsqueda de información sobre temas en concreto o para seguir la actualidad. Con nuestros alumnos seguimos en directo la revolución egipcia en 2011 (alumnos árabes tradujeron tuits escritos en esta lengua y todos practicaron inglés), el actual proceso de paz en Colombia o las opiniones diversas sobre otros temas del presente. También se pueden crear hashtags específicos para alimentar un aspecto que se trata en clase de forma presencial.

En Pinterest, la captación de imágenes de carteles y citas que abundan por las calles con faltas de ortografía para trabajar después en el aula. En Edmodo, experiencias de lectura. Con YouTube las posibilidades también son enormes. El mero hecho de grabarse y analizar la receptividad de la exposición ya es una gran forma de aprender para mejorar. O la búsqueda de charlas, soluciones a inquietudes o respuestas a preguntas, descubrimiento de expertos, documentación, búsqueda de explicaciones a temas curriculares que no se entienden en clase, ampliación de conocimientos, debates, etc.

Si cada alumno selecciona y sigue en las redes sociales a grupos de expertos en un tema y a publicaciones específicas de calidad, actualizará constantemente sus conocimientos. El papel del profesor cambia: tiene que reinterpretarse y adaptarse a una sociedad global y en red.

Muchas búsquedas que se inician en Google serían más eficaces y rápidas si se dirigieran a las redes sociales, tanto para la obtención de información específica como para conocer opiniones y discriminarlas. Hoy día, muchos portales especializados en un tema tienden a convertirse en un sucedáneo de red social que orientan (y a veces desorientan). He ahí los beneficios y peligros de la sociedad digital.

Los mismos alumnos son capaces de aportar elementos para transformar una clase, siempre que se les deje y el profesor les oriente. Basta con retarles para que descubran y diseñen estrategias de aprendizaje con esas redes que tanto usan. Al mismo tiempo, se deben marcar tiempos para la reflexión sobre el rastro que dejamos en ellas y sobre su incidencia en nuestra identidad digital. Causó sorpresa la lectura del reciente artículo “Lo saben todo sobre usted”, donde se analizan nuestras huellas en la red, muchas dejadas de forma casi inconsciente y con la incógnita sobre posibles usos por parte de los propietarios de la aplicación o por las autoridades.

Las familias también están en ellas y agradecen orientaciones y consejos, tanto desde el punto de vista de usuarias, como para conocer estrategias con que implicarse aún más en la educación de sus hijos. La página de Facebook de la IE Torre del Palau recibe muchas más visitas a las informaciones sobre temas específicos que a las innumerables fotos en las que aparecen alumnos en actividades concretas. Los últimos temas más visitados son enlaces a artículos que tratan temas de actualidad, relacionados con el proyecto educativo de la institución educativa : “Falsos mitos: el deporte distrae de los estudios”, “Así es la primera generación completamente digital”, “Tecnoadicciones: guía para las familias”, o un video para reflexionar sobre la cantidad de deberes y actividades que los docentes manda a los alumnos para que hagan cada día en casa.

Si somos capaces de dar a conocer casi toda nuestra vida en las redes sociales (obviando los peligros que eso conlleva), ¿por qué no usarlas para incrementar los procesos de aprendizaje de forma permanente? Hoy las aulas son (o deberían ser) transparentes, los celulares también sirven para aprender y compartir en Internet ya es una forma de vivir. Educar en red es preparar a los adolescentes y jóvenes para el futuro, ya, desde los centros educativos.


  • 0

La educación en línea se presenta como solución a la desigualdad social

Expertos de Iberoamérica apostaron hoy por la educación en línea como una nueva herramienta de desarrollo social, en una mesa redonda englobada en las Jornadas de Calidad en el Espacio Iberoamericano de Educación Superior (EIBES).

El evento, organizado por la Universidad Internacional española de La Rioja (UNIR), se desarrolló en la Casa de América de Madrid entre ayer y hoy, con la participación de representantes de educación superior de México, Ecuador, Colombia, Estados Unidos y España, que discutieron sobre las oportunidades de esta forma de educación no presencial.

Coincidieron en que la educación en línea puede reducir la desigualdad de acceso al conocimiento y llegar a zonas tradicionalmente excluidas.

Según Marcelo Cevallos, presidente de la Comisión de Universidades y Escuelas Politécnicas del Consejo de Educación Superior de Ecuador, la calidad educativa ha de ser el objetivo básico y no puede variar según el escenario, sea a distancia, en línea o presencial.

“La educación tiene que ser inclusiva, para abrir la puerta; pero tiene que ser incluyente. Tienen que darse las condiciones para que realmente puedan tener posibilidades de éxito”, defendió el rector de la Universidad Abierta y a Distancia de México, Francisco Cervantes, en alusión a las regiones menos desarrolladas.

Francisca Bustamante, subsecretaria de Formación Académica y Profesional de Ecuador, declaró que nos encontramos ante una ciudadanía universal donde todo está globalizado, y que existe una base para pensar en el espacio internacional del conocimiento.

Jaime Alberto Leal, rector de la Universidad Abierta a Distancia de Colombia, intervino a través de una presentación en vídeo y apoyó una educación más motivadora que transforme el papel del docente y le convierta en un guía para los estudiantes, lejos de un rol estático.

Los expertos expusieron que aprender es por naturaleza un fenómeno social y que hay que animar al estudiante a pensar de forma crítica, analítica y creativa.

“El Espacio Iberoamericano de Educación online es una gran utopía a la cual hay que poner piernas”, manifestó el moderador de la mesa y vicedecano de la UNIR, Manuel Herrera.

También sostuvo que la educación en línea es una herramienta decisiva para la “educación para todos” y que la clave es la creación de capital social a través de la inversión en este área.

Ante todo, según Cevallos, “la educación superior debe estar al servicio de las necesidades de la sociedad”.


  • 0

Digitalización y educación, claves para desarrollo incluyente en Iberoamérica

México, 27 ene (FE).- Aunar enseñanza y digitalización en la cambiante sociedad actual es una tarea difícil, pero inexcusable porque permitirá avanzar hacia un modelo más incluyente y capaz de eliminar la desigualdad en Iberoamérica, coincidieron hoy expertos en el foro “La educación en la era digital”.

En el marco de este evento, organizado por la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) y la Agencia Efe en la Ciudad de México, la directora de la oficina de la Secretaría General Iberoamericana para México, el Caribe y Centroamérica (Segib), Leonor Calderón, habló de la necesidad de que toda la población, especialmente los jóvenes, accedan a la digitalización.

El director general de Educación Superior Universitaria (SUP) de México, Salvador Malo, afirmó que “están cambiando los paradigmas de la educación”, lo que permite apuntar hacia una “educación flexible” y adaptada a cada estudiante.

Un nuevo paradigma que recae especialmente en la universidad, que debe tener una amplia cobertura para conducir a “la inclusión y la equidad”, destacó el secretario general de Virtual Educa de la Organización de Estados Americanos (OEA), José María Antón, durante su intervención.

Explicó que la sociedad está en un tránsito entre el presente y el futuro, en el que se debe lograr que la inclusión sea el elemento central de cambio.

Dicha visión fue compartida por el rector de la Universidad Abierta y a Distancia de México, Francisco Cervantes, quien afirmó que, en la digitalización de la educación, se debe tener en cuenta las desigualdades, también entre estudiantes e instituciones.

Aunque las buenas intenciones son claras, los problemas persisten, tal y como destacaron varios expertos.

El director general adjunto para Cooperación Internacional del Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE), Germán Escorcia, consideró que hay facultades “muy poco dominadoras de las estrategias digitales”.

“No podemos continuar avanzando en una era digital, pero mirando por el retrovisor”, añadió.

Entre 2000 y 2010, los matriculados en educación superior en Latinoamérica se duplicaron, pasando del 20 % a alrededor del 40 %, aunque todavía hay una “brecha” a superar, remarcó Calderón.

En México, a pesar de garantizar por ley la educación como un bien común, la inversión “insuficiente” permite que solo haya un 34,1 % de cobertura, resaltó Cervantes.

Ello contrarresta el fin último de la universidad de ser generadora de un conocimiento capaz de adelantarse a su tiempo para preparar a sus alumnos ante un devenir cambiante.

“Los depositarios de la riqueza son las universidades”, aunque las de habla hispana están rezagadas, dijo el rector del Instituto Tecnológico de Teléfonos de México, Javier Elguea.

Por ello, animó a las instituciones educativas de la región a generar contenidos, pues solo 10 de unas 10.000 universidades iberoamericanas juegan este rol.

En este contexto, el presidente del Consejo Social de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR), Alberto Ruiz-Gallardón, instó hoy a impulsar la educación digital en América Latina para que la región tenga más liderazgo.

En la inauguración del evento, el exministro de Justicia español (2011-2014) consideró una “prioridad” impulsar la misma.

El objetivo es lograr que “nuevas generaciones adquieran los conocimientos necesarios para ser plenamente competitivos en un mundo globalizado”, afirmó.

Definió Latinoamérica como “la mayor oportunidad que existe en este momento en el planeta”, y dijo que la educación digital es la “clave para el gran sueño” de lograr una región que avance hacia el liderazgo.

A su vez, la coordinadora de Estrategia Digital Nacional, Alejandra Lagunes, habló del cambio de paradigma con la revolución tecnológica, en la que cada dos días se crea “la misma cantidad de información” que la generada desde el “inicio de la humanidad hasta 2003”.

No obstante, recordó que todavía hay unos 4.000 millones de personas desconectadas de Internet. “¿Qué nivel de innovación y disrupción vamos a experimentar cuando tengamos a toda la población conectada?”, se preguntó.

En el caso de México reconoció retos, que esperó subsanar con la reforma educativa y la de telecomunicaciones impulsada por el Gobierno de Enrique Peña Nieto en el marco del Pacto por México firmado por las principales fuerzas políticas del país en 2012.

Este encuentro, que se centró en la inclusión transversal de las tecnologías de la información y el uso de sistemas virtuales de enseñanza, cerró con la intervención del rector de la UNIR, Roberto Ibáñez, quien resumió los valores intrínsecos de la enseñanza.

“El problema de la desigualdad y el problema de la educación van juntos y son inseparables, porque desde la educación podemos crear hombres y mujeres generosos”, recordó el rector, quien instó a emplear la tecnología “con inteligencia”.


  • 0

Expertos coinciden en renovar la enseñanza latinoamericana contra desigualdad

  • 0
  • comentarios

Expertos en el campo de la educación de diversos organismos internacionales coincidieron hoy en la capital mexicana en la necesidad de renovar las instituciones de enseñanza latinoamericanas para avanzar en la “sociedad del conocimiento” y romper las barreras de la desigualdad que permanecen en la región.

En el foro “La educación en la era digital”, los expertos constataron que la universidad ha pasado de ser el espacio al que iban “unos cuantos” a masificarse durante el siglo pasado.

Entre 2000 y 2010, los matriculados en educación superior en Latinoamérica se duplicaron, pasando del 20 % a alrededor del 40 %, apuntó la directora de la oficina de la Secretaría General Iberoamericana para México, el Caribe y Centroamérica (Segib), Leonor Calderón.

Este aumento se debe a la “notable reducción de la pobreza extrema”, así como a la incorporación de la mujer a las instituciones de enseñanza superior, entre otros factores.

No obstante, “no podemos asumir que se ha duplicado” en todos los países, ya que la “brecha” a superar aún persiste, y en algunas naciones solo 1 de cada 10 jóvenes tiene la posibilidad de asistir a la universidad, en las zonas más pobres, remarcó la directora.

También destacó las dificultades que puede afrontar la población indígena en países como Bolivia y Guatemala, donde, a pesar de la gran concentración de pueblos originarios y de que parte de ellos no hablan español, “la mayor parte de la enseñanza es en español”.

En este sentido, la representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en México, Nuria Sanz, subrayó la importancia de reflexionar sobre “desoccidentalizar la educación”, para establecer un proceso en el que se escuche a los otros, “sabiéndonos diferentes”.

Asimismo, llamó la atención sobre el estudio que se está haciendo de los niños que ya son considerados “nativos digitales”.

“Algunos niños ni siquiera quieren un teclado, tocan directamente la pantalla (…) hay una distancia, un recelo, para coger un lapicero, algo de retracción”, alertó en la conferencia organizada por la Agencia Efe y la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

El director general de Educación Superior Universitaria (SUP) de México, Salvador Malo, afirmó que “están cambiando los paradigmas de la educación”, y se está pasando de una sociedad de la información a una del conocimiento y de los valores locales a globales.

Todo ello crea unas tendencias diferentes a seguir, las cuales hacen hincapié en el desarrollo del pensamiento crítico y en la “educación flexible” y adaptada en cada estudiante.

Sin embargo, aportó el director general adjunto para Cooperación Internacional del Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE), Germán Escorcia, “proseguimos formando docentes en las escuelas normales o en las facultades que son muy poco dominadores de las estrategias digitales”.

“No podemos continuar avanzando en una era digital, pero mirando por el retrovisor”, dijo y añadió que, aunque la digitalización está conquistando terreno rápidamente, “todavía hay espacios en la región en la que quizá la única forma de llegar sigue siendo la televisión”.

La clave es, de acuerdo con el representante de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) en México, Arturo Velázquez, pasar del elemento “cuantitativo” (es decir, hablar de horarios de clase, evaluaciones del profesorado, etc.) al “cualitativo”, centrado en los programas y metas que buscan la “formación integral” del alumno.

Dijo que es necesario “lograr que más alumnos estudien durante más tiempo, y concluyan sus programas de forma satisfactoria”, ya que, por ejemplo, en México existen unos seis millones de jóvenes que ni estudian ni trabajan.

Para lograr este objetivo, el secretario general adjunto de la Organización de Estados Americanos (OEA), Néstor Méndez, destacó el papel que juegan los programas de becas de los organismos internacionales, así como las “alianzas estratégicas” entre países que provoquen un impacto en la integración regional.

Méndez destacó la puesta en marcha de herramientas para favorecer, mediante las nuevas tecnologías, la calidad de la enseñanza, como los cursos “mooc” (cursos masivos abiertos a través de la red) o la Red Interamericana de Educación Docente de la OEA, que actualmente cuenta con 25.000 docentes escritos.

 En: http://noticias.terra.cl/mundo/latinoamerica/expertos-coinciden-en-renovar-la-ensenanza-latinoamericana-contra-desigualdad,9c26ae24f81c7decfc6ea06f43d17860px5pc3dd.html

  • 0

Clase Invertida (Flipped Classroom en Español)

Actualmente hay un nuevo método de enseñanza que está cambiando el modelo tradicional de clase. ¿Qué es la “flipped clasroom” y por qué ahora? Muchos educadores están experimentando con el modelo de “flipped classroom” o “clase invertida”. ¿Cómo será la clase del futuro? O ¿Qué es la “flipped classroom”? ¿Pero en qué consiste este modelo? Esta técnica invierte los modelos tradicionales de enseñanza, dando instrucciones online desde fuera de la clase y trasladando los deberes dentro de la clase. El método tradicional representa al profesor como la persona que imparte la clase y manda deberes para el día siguiente. En el nuevo modelo el profesor permanece a un lado ejerciendo como guía y mientras que los alumnos trabajan en la clase. El modelo requiere que los alumnos vean los videos online en casa, en su propio espacio, en constante comunicación con otros alumnos y profesores mediante debates online. Es en la clase en donde los conceptos se afianzan con la ayuda del profesor. Aquí les dejamos un video muy interesante que nos explica que es una “clase invertida” o “flipped classroom”:

Copy the BEST Traders and Make Money : http://bit.ly/fxzulu

Copy the BEST Traders and Make Money : http://bit.ly/fxzulu
La tecnología y las actividades de aprendizaje son dos componentes clave de este nuevo modelo. Ambos influencian el entorno de aprendizaje del estudiante de manera fundamental. ¿Cómo apareció? Muchos factores influenciaron la creación y adopción del modelo de la “clase invertida” Sin embargo dos innovadores jugaron un papel fundamental, los profesores Jonathan Bergman y Aarom Sams del instituto Woodland Park en Colorado, EEUU. En el año 2007 descubrieron un software para grabar presentaciones en PowerPoint y publicaron las lecciones en internet para aquellos estudiantes que habían faltado a las clases. Las lecciones online se fueron ampliando y se propagaron rápidamente. Ambos profesores comenzaron a dar charlas a otros profesores sobre sus métodos de enseñanza así que el resto de profesores comenzaron a usar los videos online y video podcasts para enseñar a los alumnos fuera del aula, reservando el tiempo de clase para ejercicios en grupo y ejercicios de revisión de conceptos. ¿Por qué se está llevando a cabo? Por dos motivos, en primer lugar por las cifras alarmantes de abandono escolar, ya que 1.300.000 alumnos dejan los estudios cada año en EEUU. Y porque sólo el 69% de los estudiantes acaban los estudios. Y en segundo lugar por la posibilidad tecnológica de los videos online y del acceso de los estudiantes a la tecnología. En un instituto de Detroit, se realizó de la siguiente forma: Los profesores crearon 3 videos por semana de entre 5 a 7 minutos de duración Los estudiantes vieron los video desde casa El tiempo de clase fue empleado para actividades en grupo para ilustrar los conceptos. Así los estudiantes reciben un feedback instantáneo ya que los profesores tienen más tiempo para ayudar a los estudiantes y explicar los conceptos mas difíciles. Además los estudiantes no se sienten tan frustrados ya que trabajar en clase minimiza este problema. Los profesores revisan los conceptos que los estudiantes no comprenden ya que resuelven las cuestiones que plantean de forma individual y una vez en clase apoyan a los alumnos que no tengan acceso a internet o carezcan de la ayuda de sus padres en casa. Fuentes: Queaprendemoshoy.com , Namathis.com

Copy the BEST Traders and Make Money : http://bit.ly/fxzulu


  • 0

Gracias a la Gamificación el alumno juega y aprende

La gamificación, o ludificación, a veces traducido como jueguización o juguetización, es el uso del pensamiento y la mecánica de jugabilidad en contextos ajenos a los juegos, con el fin de que las personas adopten cierto comportamiento.

En el siguiente Flash dedicamos unos minutos al mundo de la formación. Claudio García, de Plus Consultoría Solutions, se centra en la “Gamificación”, la herramienta más utilizada en la actualidad en la formación online.

Con la llegada de las Nuevas Tecnologías es normal que algunos alumnos se distraigan y desatiendan sus tareas. Para ello, se busca interactuar con el alumno, es decir, que juegue y a la vez aprenda. Con la ayuda de avatares y pruebas de competición entre alumnos se logra con éxito dicho objetivo.


  • 0

Tendencias e-learning que marcarán 2016

En: http://www.haycanal.com/noticias/8787/Tendencias-e-learning-que-marcaran-2016

El sector del e-learning, como todos los relacionados con la tecnología, está sujeto a cambios constantes, y las novedades están al orden del día. En este contexto, se hace imprescindible identificar cuáles van a ser las tendencias relevantes, aquellas que van a modificar significativamente la forma de enseñar y de aprender, y dejar de lado las simples modas pasajeras.

Para ello, e-doceo ha invitado a cuatro expertos del sector a compartir sus pronósticos para 2016 y, si una cosa ha quedado clara, es que éste va a ser el año de la gamificación. Todos los expertos coinciden en destacar que esta tendencia, que ya se apuntaba en 2015, va a tener un papel destacado tanto en la oferta de productos y herramientas como en la estrategia de motivación de los alumnos. Si bien no es novedad para 2016, va a ser durante este año que empezamos cuando cobre importancia y se desarrolle completamente en el mercado. Otra de las tendencias que también aparece con fuerza es la personalización y todas aquellas iniciativas que permiten al alumno jugar un papel más activo en el aprendizaje, ya sea definiendo su itinerario formativo o creando sus propios contenidos.

“El mobile learning comportará cursos más cortos y de desarrollo modular”

Jaime Oyarzo, director de un máster online para profesores de universidades hispanoamericanas de la universidad de Alcalá y curador de contenidos MOOC en una cátedra UNESCO de Educación Online, augura que como consecuencia del uso creciente de los dispositivos móviles, disminuirá el tamaño y duración de los cursos y se reforzará un desarrollo modular de los contenidos (píldoras o cápsulas formativas). Por otra parte, destaca la importancia que cobrará durante 2016 el big data y la personalización en el campo del e-learning: “Con la masiva participación de estudiantes online, tenemos cada día más datos para procesar y analizar con la que podremos comprender mejor el proceso de aprendizaje, optimizar los contenidos e identificar qué elementos van a reforzar la motivación y compromiso de los estudiantes”.

Aunque la gamificación no es una tendencia nueva, Jaime Oyarzo destaca que durante este año deberemos estar atentos al desarrollo de soluciones que permitan aplicar las dinámicas de juego a contenidos ya existentes incentivando un papel activo en el aprendizaje. Otro aspecto a tener en cuenta será la definición de estrategias de e-learning con el objetivo de integrar esta modalidad de aprendizaje como un elemento clave de la cultura de enseñanza-aprendizaje de las organizaciones. Por último, Jaime Oyarzo pronostica un crecimiento de soluciones automatizadas, que identifiquen los contenidos que deben ser alcanzados a partir de los objetivos de aprendizaje. Este cambio agilizará la creación de nuevos cursos y materiales de apoyo comportando una notable reducción de costes y tiempo.

“La personalización es cada vez más importante”

Oriol Borrás (foto central), experto en TICs aplicadas a la enseñanza, que trabaja en el doctorado sobre Redes Sociales y gamificación aplicadas al e-learning, destaca que cada vez más docentes se apuntan a la tendencia de la flipped classroom, que les permite dedicar horas lectivas a la práctica dejando el contenido teórico para el autoestudio del alumno. Es aquí donde los MOOC vuelven a tomar protagonismo aprovechando así todos aquellos contenidos generados en este tipo de cursos. Borrás coincide en que la gamificación será otra de las protagonistas del año. En concreto, apuesta por la aplicación de los badges a competencias concretas y el uso del storytelling con el que se puede crear una gamificación más profunda, y no estructural, que resulta muy interesante.

Al ser uno de los aspectos más demandados por los estudiantes, aparecen lentamente respuestas en la línea del aprendizaje adaptativo. Ya hay plataformas que permiten escoger, en mayor o menor grado, un itinerario a medida. Según Borrás, la personalización es cada vez más importante dada la cantidad de recursos que encontramos en la red, la falta de tiempo, la necesidad de especialización y su infinidad de combinaciones para cada caso particular. En esta misma línea, deberemos prestar atención a las posibilidades del Do It Yourself. Gracias al m-learning, aparecen numerosas APPs que nos permiten montar incluso un MOOC como es el caso de SkillCatch; realizar un streaming, mediante “Periscope”; crear cuestionarios para nuestros alumnos o hasta juegos educativos sencillos, e incluso utilizar la realidad aumentada. Estas aplicaciones permiten crear recursos educativos de una manera sencilla sin necesidad de depender de terceros.

Finalmente, aunque se lleva hablando de learning analytics desde hace tiempo, Oriol Borrás considera que “aún no hay propuestas potentes en las plataformas” en este sentido. Sin embargo, el hecho de que empiecen a surgir herramientas “con mayores y mejores funcionalidades”, hace pensar que “es un buen momento para que se consolide y se estandarice su uso”.

“La inmediatez y la co-creación de contenidos llegan al entorno de aprendizaje”

Itziar Kerexeta, (foto de la izquierda) Instructional Designer y experta en Aprendizaje en Entornos Digitales, trabaja principalmente en la capacitación de profesorado en actualización pedagógica, comparte con nosotros los aspectos que cree que van a marcar la formación de los docentes. En 2016, piensa que ha llegado el momento de la transparencia de la tecnología, es decir de poner el foco en el aprendizaje y la integración de las competencias dejando la tecnología en un segundo plano pues ha dejado de ser un fin por ella misma para ser simplemente el medio que lo permite. Una de las tendencias que van a marcar el 2016 es la extensión del uso de aplicaciones como Telegram o Twitter como recurso educativo como consecuencia de la traslación de los hábitos de comunicación inmediata y de co-creación de contenidos en otros ámbitos de nuestra vida. Estas son herramientas accesibles y públicas dónde se pueden establecer debates y generar comunidades en un entorno seguro y no sujeto a reglas o protocolos.

En cuanto a los nuevos productos formativos que utilizan la gamificación para motivar a los participantes, Itziar Kerexeta cree que “la clave para el éxito de estas herramientas va a ser la mayor presencia de la creatividad y la diversión en los procesos formativos”. También asistiremos a la diversificación de los productos formativos. De hecho, ya encontramos una oferta de productos muy distintos en cuanto a formatos y calidades: podemos encontrar desde píldoras específicas a cursos masivos de sensibilización, carreras universitarias, ciclos formativos, etc, con esquemas metodológicos y filosóficos muy diferentes. Por último, Itziar Keretxeta apuesta por los avances en el campo de la neuroeducación y la tecnología y el avance de la investigación sobre el lenguaje visual, auditivo y las sensaciones del aprendizaje. “Aprender ya no consiste simplemente en leer un texto o ver un vídeo sino en participar de una experiencia”, concluye.

“Formaciones ‘How to’, una respuesta rápida y eficaz a un problema concreto”

Joaquim Carbonell, (foto de la derecha) socio-director de Neos, consultora estratégica y de gestión del conocimiento, nos sugiere seguir con atención durante 2016 el desarrollo del learning analytics. Como resultado de la progresiva implantación del e-learning y la digitalización del proceso de aprendizaje, las organizaciones y los formadores tienen a su disposición infinidad de información acerca de los alumnos. Según Carbonell, el reto está en tratar y analizar los datos hasta llegar a aquello relevante que nos permita incidir en el diseño de la formación para mejorarla. Justamente como consecuencia de las demandas de los alumnos, las formaciones van a ser cada vez más orientadas a la práctica y al “How to”. Si sumamos que el aprendizaje formal ya no es la única fuente de información a la rapidez con la que podemos encontrar una información en la red, comprenderemos que las formaciones online tiendan a la orientación práctica. Se trata de dar una respuesta rápida y eficaz a un problema concreto, situando al alumno y sus necesidades en el centro de la formación.

El auge de las redes sociales y la posibilidad de comunicarse inmediatamente con los demás, hacen que cobre importancia el aprendizaje colaborativo y el sentimiento de pertenencia a un grupo o comunidad. Así, la colaboración y los entornos o comunidades de aprendizaje van a tener cada vez más protagonismo. En esta misma línea, los alumnos ya no quieren ser únicamente receptores y vamos encontrando progresivamente más oferta de herramientas para la creación de contenidos que permiten que los usuarios creen y compartan sus propias formaciones. Finalmente, Joaquim Carbonell considera que el alumno ha dejado de ser un sujeto pasivo para tomar el control de su itinerario vital de aprendizaje y por ello debemos pasar de la idea de curso al proyecto de aprendizaje. Por eso cree que las iniciativas y experiencias que van en esta línea y permiten un diseño personalizado de la formación, como el flipped learning, cada vez cobrarán más importancia.

– See more at: http://www.haycanal.com/noticias/8787/Tendencias-e-learning-que-marcaran-2016#sthash.yom7ovTd.dpuf


Ingreso a Plataforma de prueba

Plataforma

Ventajas de la educación en línea

  • Posibilidad de relacionarse con nuevas personas, incrementando la red de contactos profesionales.
  • Actualización permanente y sintonía con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC).
  • Ampliar las oportunidades laborales, contribuyendo con acciones que brinden mejores resultados dentro de las organizaciones.
  • Alto nivel de preparación, para un mejor desempeño que posibilite el ascenso a mejores puestos de trabajo.
  • Inversión que protege la economía, evitando gastos de traslado y compra de herramientas/materiales adicionales, además de ofrecer diversas formas de pago.
  • Adquisición de conocimientos a través de herramientas tecnológicas (chats, videoconferencias, foros de discusión, etc.) que puedan ser aplicados en cualquier ámbito laboral.
Por UTEL, University

Presentación de Moodle